TIQUES DE OTOÑO

También hay un otoño en los bolsillos
y las hojas del parque son los tiques del parquin,
de compras en Eroski, El Corte Inglés o Ikea.

La vida pone en marcha una máquina que genera billetes,
dígitos en la cuenta bancaria, brotes verdes
de una primavera salpicada de anuncios
de incitación constante a consumir.

Tiques, hojas, facturas, van cayendo,
otra forma de otoño que termina en un triturador mecánico
de papel o basura;
porque si no, estás seco.

Antonio Íñigo

Anuncios

MADRUGADA

La madrugada breve
descorriendo el telón del escenario
muestra la vida rosa.

Nada pesa. En las piedras, tan leales
centinelas callados, acomodo
mi alma cálida, ajena a la tormenta
de sangre que asesina
por la tarde amapolas desiguales.

Antonio Íñigo